Festivales MÚSICA Nipol FM

Francisca Valenzuela y el activismo desde la música

julio 25, 2018

El origen de tanto ruido

Por Catalina García

Francisca Valenzuela, músico y periodista, es quién lleva las riendas del proyecto. Ella es la mente creativa que dio vida a Ruidosa. A pesar de haber sido su fundadora, sabe que este es un trabajo horizontal y es por eso que se pronuncia en plural y sin jerarquías.

Ruidosa lleva tres años de existencia. Un periodo acotado pero no exento de intensidad y movimiento. Para Francisca no han habido derrotas, sólo desafíos, dificultades y aprendizajes. Una de las cosas que destaca del equipo de trabajo es el esfuerzo, pues todos han debido ejercer una labor paralela respecto a otros trabajos. Aún así Ruidosa a logrado alzarse, pues hoy este proyecto ha logrado “impulsar ciertos cambios y facilitar un espacio de diálogo y conexión y visibilización para ciertas causas que han quedado marginadas del espacio popular”, y lo ha concretizado con honores.

Foto por: @mujerisima

Lo que más celebra, tanto Francisca como su equipo de trabajo, es que Ruidosa existe y está creciendo. “El hecho de que Ruidosa lleva tan poco tiempo desde Chile al mundo y ya es una red de mujeres que han participado y una comunidad interactiva con contenidos y experiencias que han sido valiosas no solo por su línea editorial o su mensaje, pero además son entretenidas y competitivas como festival de música, contenidos y arte, me parece a mí que ya es un gran, gran logro” comenta.

– El hecho de que las partícipes (ya sean panelistas, artistas, el equipo, los voluntarios, público, todos) hacen realmente suyo el festival y la plataforma. Hay una cosa inclusiva, accesible, directa. Todos se han puesto la camiseta de Ruidosa y salen al mundo entendiendo que esto es una misión, y facilitando espacios de colaboración y amplificando voces. Eso es lo más valioso que sigue sucediendo y creciendo-

Como todas las cosas, Ruidosa alza consigo su propia identidad. Se presenta como una voz latina, orgullosa y auténtica. Para Francisca, las mujeres latinas “son las que sostienen la sociedad, son fuertes, son en gran parte personas que se postergan a sí mismas para sacar adelante a su familia, a sus seres queridos, y que además están llenas creatividad, de fuerza, de belleza, sensualidad”.

Pero también se dice por ahí que definirse es limitarse.

-No existe un tipo de mujer latinoamericana, sino que hay tantos tipos de mujeres como hay identidades e individuos. Y eso es importante recalcar: que no hay solamente un tipo de mujer latinoamericana exitosa, y eso es lo que queremos comprobar y demostrar en Ruidosa.

– ¿Por qué es tan relevante para Ruidosa proclamarse como una voz latina?

-Para Ruidosa es importante identificarse como una plataforma, comunidad y festival latinoamericano inclusivo, interdisciplinario e internacional porque, primero que todo, emerge y nace en un territorio latinoamericano como Chile. Es decir, nuestro equipo, nuestra experiencia, nuestras carreras se forjan desde Latinoamérica al mundo. Segundo, creemos que es importante poder venir con una fuerza, con una narrativa y una identidad que se adscribe a lo local, a lo que nos compete. Y además, algo como la voz o la identidad latinoamericana, que ha sido marginal en muchos casos frente a la narrativa o la prioridad internacional. Entonces, estamos muy dedicadxs e interesadxs en poder abrir un camino a la presencia y visibilidad del arte, la música y la creatividad latinoamericana desde un lugar realmente competitivo y global: que la identidad y la voz latinoamericana sean elevadas y conecten con el mundo de una manera más transversal, global y masiva. Que no sea algo marginal ni algo como un “fetiche”, porque estamos hablando de que muchas veces la identidad y la mujer latinoamericana se adscribe a un solo tipo de identidad. Y justamente, eso es lo que queremos de alguna manera cambiar: decir que no hay una sola manera de ser mujer ni hay una sola manera de ser exitosa, y que en este sentido, una identidad latinoamericana que es diversa y que no es solamente lo que se ha “exportado” especialmente a las culturas del primer mundo o las más desarrolladas, como la anglosajona o la europea.

-Ruidosa se considera también como una red de apoyo. Entendiéndolo de esa manera, ¿Por qué es tan importante contar con espacios de auxilio entre mujeres?

– Es importante porque en Ruidosa consideramos que primero que nada hay que identificar las problemáticas. Segundo, se puede comprobar estas problemáticas y contribuir al desarrollo de estas problemáticas con estudios que hacemos, con trabajo en terreno y testimonio. Y tercero, la necesidad y la motivación de hacer una red y plataforma colaborativa y comunitaria es porque creemos que realmente hay que darle un empujón y priorización a las mujeres en ciertos rubros donde han quedado marginadas y han sido excluidas. Entonces, para igualar la cancha realmente hay que ser proactivos y no tenerle miedo a que esto vaya a atentar contra la meritocracia o contra la justicia o el bienestar de las industrias, porque hay espacio para todos. Además, si uno sigue esperando, las cosas solas no van a pasar. Llevamos muchos años esperando que se genere una igualdad de condiciones y una equidad real. Hay que tomar medidas proactivas, conscientes y visibles. Y en ese sentido, queremos ser consecuentes. Queremos decir que existe Ruidosa Fest, que existen los contenidos donde además visibilizamos ciertas voces y experiencias.  Pero además, lo aterrizamos a cosas concretas: a estudios, a números, a oportunidades laborales de mujeres. Y, por último, a entregar herramientas no solamente a través de talleres y contenidos, sino a través de espacios de compartir información, de desmitificar ciertos procesos profesionales que quizás ciertas mujeres no han tenido la oportunidad de conocer. Y además, fortalecer la autoestima y la seguridad de las mujeres frente a oportunidades laborales. En los 7 u 8 paneles que hemos tenido en Ruidosa las impulsamos a que realmente participen, las invitamos y las hacemos sentir cómodas y las hacemos brillar. Si uno pone a una mujer en una posición laboral o de visibilidad, la mayoría estará a la altura. Entonces, es importante entregárselo y empezar a tomar acciones y medidas que tengan un impacto concreto, para construir una sociedad realmente igualitaria que refleje su propia diversidad y representación.

@solgarcia__, @niniatormenta, @monlaferte y @mariel_mariel

-Desde una voz femenina y activista ¿Cuál es su visión respecto a cómo deberían actuar los hombres dentro de la industria cultural?

-Es muy importante establecer que los derechos de las mujeres y las problemáticas de género son un problema de la sociedad y de todos, no solamente de las mujeres, y no recae en las mujeres únicamente la solución. Es algo colaborativo, algo social y de derechos y de desarrollo humano que nos compete a todos y a todas.

En ese sentido, yo creo que a las contrapartes, ya sea masculinos o femeninos incluso (que no están a bordo de un activismo de género) yo les diría que lo primero es escuchar. Y eso lo digo desde mí misma también; es una perspectiva desde mi realidad y mis privilegios, como todos podemos tener algunos privilegios versus otros. Hay que escuchar otras voces y aprender de otros, observar y empatizar con esa realidad. Y decir que hay cosas que están pasando fuera de la realidad de uno que son importantes, y yo tengo que escuchar, no invisibilizar ni oprimir.

Segundo: yo diría observar y hacerse conscientes de esas realidades que van apareciendo, es decir: vemos pocas mujeres en tales industrias. Si yo soy un hombre con cierta oportunidad, cierta posibilidad de cambio, de hacer una diferencia, yo podría decir “Mira, faltan mujeres” y hacerme consciente de eso, y buscar mujeres. Hay quienes dicen que no las hay. Y bueno, no están en primera línea porque hay una historia de cientos de años que han hecho que estemos en desventaja. Hay que buscar más. Si por ejemplo haces un programa de radio, o si nunca pongo mujeres, debo buscar diversidad de mujeres para programarlas. Lo mismo pasa con los festivales. Es incluirse en el proceso. Esto es una invitación, es algo que no significa que si yo doy, me van a quitar. En el fondo, creo que muchas veces en temas de activismo o feminismo, queda la sensación de que si yo me activo como feminista, quedo excluida de ciertas cosas, o corto relaciones, o le quito a alguien. Y eso no es así, para nada: es hacer un espacio donde cabemos todos. Eso es una invitación a los hombres a ser parte y aprender, y a ser totalmente feministas. Tu feminismo no está dictado por tu género o tu genitalia. Todos podemos hacerlo, y queremos proteger, fortalecer, empoderar y liberar tanto a hombres como a mujeres de las construcciones sociales, de los estereotipos, del “deber ser”, de lo que se supone que puedo hacer o no siendo hombre o mujer, y que nadie se vea limitado o vulnerabilizado por su género.

– Dentro de su manifiesto ustedes se describen como “una obra en construcción”. Viéndolo desde ese punto de vista ¿Cuáles son los próximos desafíos para ustedes?

-Hay desafíos desde varios lugares. El primero es operativo: qué vamos hacer en Ruidosa el próximo año. Qué vamos a hacer con Ruidosa este año, cómo se hace. Es un aprendizaje constante, porque todos estamos aprendiendo a hacer este montaje en sus diferentes formatos. Hay un desafío de cómo crecer y seguir contribuyendo a los cambios culturales desde Ruidosa: cómo facilitamos espacios para conectar otras organizaciones, otros individuos,para generar comunidad y entregar herramientas; y cómo contribuir de alguna manera desde la data, desde la organización, desde la conversación y desde los programas que tenemos.

 

Francisca recientemente estrenó el video de su último sencillo “Tómame” dirigido por ella, disponible ya en todas las plataformas.

¡TIENES QUE VERLO YA!

 

No Comments

    Leave a Reply

    6 − three =